Novela sobre el tráfico de órganos en Israel.

Nuevas acusaciones a una mentira repetida.

El escritor español Emilio Calderón presenta su nuevo libro que está basado en un controversial y difamatorio artículo periodístico del 2009, donde se acusa a Israel de tráfico de órganos de palestinos fallecidos.

Viejas y falsas acusaciones que no han sido jamás probadas.

 

El sitio Periodista Digital publicó un video y artículo de la entrevista realizada al autor español Emilio Calderón, presentando su nueva novela “La cosecha humana”.

De acuerdo a lo dicho por el autor, su novela está basada en un artículo de un periodista (al que no nombra), donde acusaba a Israel de tráfico de órganos de palestinos abatidos.


Durante su entrevista se explaya en este tema, sin dar fuentes,  para argumentar la conclusión a la que llegó de a cuerdo a su investigación:

Como no hay donantes, Israel se ha convertido en un caldo de cultivo propicio para que organizaciones que se dedican al trafico de órganos operen en su suelo.

 

En ReporteHonesto les proporcionamos los datos faltantes.
El periodista “citado” es el sueco Donald Bostrom, quien publicó su artículo en Agosto del 2009.


Ya hemos expuesto esto en su momento, explicando que la falta de pruebas y las exigencias del gobierno israelí a retracciones demostraban que se trataba de una más de la larga lista de falsas acusaciones realizadas contra Israel.

Para leer más información sobre el tema:

  1. Reportaje al Dc. Mordejai Kedar y a Donal Bostrom  
  2. Policía israelí arresta a 6 por tráfico de órganos
  3. Alto a la propagación del libelo de sangre 

Más allá de la acusación que citamos, el escritor continúa con su discurso, (vale aclarar que no todo fue publicado, pero puede verse en el video).

Explicando que Israel se ve obligado a su autodefensa dice:

Hay una resistencia muy grande por parte de Israel y está en el hecho de que para ellos todo esto se basa en la supervivencia. Cuando todo tu programa vital está basado en sobrevivir, es muy difícil ir por un camino recto, porque ven enemigos en todas partes. Aunque es cierto que en la constitución de la República Islámica de Irán se habla del exterminio del estado de Israel.

Si bien reconoce el objetivo de Irán de exterminar a Israel, continúa con afirmaciones menos exactas (énfasis añadido):

“Ellos [Israel] también se amparan en esto de la supervivencia para justificar muchas cosas que hacen” [… ] “Que Israel no se vea tan forzado a la autodefensa. Porque el camino es el que vemos: represión, ese muro tan terrorífico que están construyendo en torno a los territorios ocupados, pueblos que se ven divididos, los famosos checkpoints […] donde lo que hacen es la vida imposible al ciudadano palestino…” 



Somos testigos de constantes ataques desleales y deshonestos cuyos objetivos son la demonización y deslegitimación del Estado de Israel para obtener logros políticos. El canal tradicional para realizar dichos ataques es la prensa, pero lamentablemente personajes como Emilio Calderón contaminan también el ámbito artístico y literario mediante la manipulación de información y falsas acusaciones bajo el camuflaje de la novela. Este intento de obscurecer la distinción entre ficción y realidad con el objetivo de amplificar ciertas características de un grupo de personas, no es algo nuevo. Un ejemplo histórico emblemático es la obra de "Los Protocolos de los Sabios de Sión" o el Caso Al Dura. La máscara de inocencia convierten este tipo de manipulaciones de información, mentiras y difamaciones en altamente peligrosas.

No permitamos que estas conductas peligrosas y de mala fe pasen desapercibidas. Comparta este artículo con sus conocidos reenviándolo, indicando “Me Gusta” en nuestra página de Factbook y compártalo en su propio muro.
La misión de velar por un trato honesto para Israel en los medios sólo se alcanzará cuando más personas estén enteradas y alertas.

Fuente: ReporteHonesto

Comentarios

comentarios