Ataúd egipcio de 3300 años fue descubierto en el norte de Israel

Esqueleto y artefactos de 3,300 años de antigüedad,  pertenecientes a un empleado egipcio,  fueron descubiertos en un antiguo ataúd, en el norte de Israel, junto con un anillo con el nombre de un faraón egipcio grabado.

ataudegipcio

Los inspectores de la Autoridad de Antigüedades descubrieron el sarcófago de 3,300 años de un empleado que  creen era parte del ejército egipcio. El ataúd contenía un esqueleto y varios artefactos, incluyendo un sello de escarabajo de oro marcado con el nombre del faraón egipcio Seti I.

Las piezas históricas fueron encontradas entre el Kibbutz Sarid y Ramat Gabriel como parte del trabajo en la infraestructura de transporte de gas natural. Durante la excavación, una parte de una antigua tumba de la Edad de Bronce Tardía fue descubierta al pie de Tel Shadud cerca del Kibbutz Sarid. El esqueleto de un hombre, adulto, fue encontrado dentro de la parte interna del ataúd junto con piezas de cerámica, una daga de bronce, un bol y piezas de bronce martillado.

Las tumbas excavadas de otros dos hombres y dos mujeres fueron descubiertas cerca del ataúd. El hallazgo del ataúd indica el control de Egipto del área del Valle Jezreel, en la Edad de Bronce Tardía (siglo XIII AEC). Durante el reinado de los faraones en Israel, la cultura egipcia tuvo una influencia destacada en la élite cananea y el reciente hallazgo es una señal importante de esa influencia.

El Dr. Edwin Van Dan Brink, Dan Kirzner y el Dr. Ron Be´eeri -directores de la excavación de la IAA-  dijeron que ¨debido a que las herramientas que estaban enterradas junto con el fallecido eran de producción local, asumimos que el fallecido era de origen cananeo que trabajaba bajo el gobierno egipcio.¨

Otra posibilidad es que el ataúd pertenecía a un hombre acaudalado que imitó las costumbres funerarias egipcias.  Es obvio que el fallecido era miembro de la élite local.

El raro escarabajo egipcio también encontrado en la escena era utilizado para sellar documentos, y lleva el nombre del faraón Seti I, quien fue el padre de Ramses II, identificado por algunos estudiosos como el faraón del relato de la Torah del Éxodo de Egipto.

La excavación terminó y los hallazgos fueron transferido a la Autoridad de Antigüedades de Israel en Jerusalen, la cual está considerando un muestreo de ADN del interior del ataúd para determinar si el fallecido era  cananeo o un egipcio enterrado en Canaan.

 

 

Fuente: Cidipal

Comentarios

comentarios